Colegio de magia y Hechizeria

/////Bienvenidos a Hogwarts, que disfruteis mucho aquí/////

 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Mago Da Vida

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Aline
Gryffindor
Gryffindor


Femenino
Cantidad de envíos : 5
Edad : 25
Fecha de inscripción : 16/07/2007

MensajeTema: Mago Da Vida   Mar Jul 17, 2007 3:14 am

Pequeña sinopsis:

Cuando la guerra comienza, cuando una carrera contra el tiempo se ha desatado, cuando el peso de la vida está sobre sus hombros, un sacrificio deberá ser pactado para liberar su poder y su precio...es la muerte.

'Mil veces moriría para impedir que tú lo hagas, no quiero que mueras...debe haber otra forma, yo no quiero perderte...no a ti'

'¡Maldito sea mi destino y los que han sido tragados por él!'

'Y cuando todo esto acabe ya no estarás a mi lado'


Personaje importante en la Historia:

Aline Greenslive:tiene 16 años recién cumplidos, su padre murió en la primera guerra despúes de su naciemiento y antes de que Lord Voldemort cayera, vive con su madre en la parte norte de Londres. Posee un extraño don que ni siquiera puede controlar y una conexión de sueños con Harry que tampoco entiende. Su caracter es bastante extraño y no lo podría describir, así que lo dejaré para que ustedes mismos lo descifren XD. Sus poderes magicos, ella todavía no tiene el nivel de sus compañeros, Hermione, Harry y Ron, así que deberá a aprender a usar todo lo que tiene durante el transcurso del tiempo.

'Y cuando abrió los ojos supo que algo había cambiado y su corazón...se sintió vacío'

Prologo:
Capitulo I: Estrella de oro


Jejejeje bueno eso sería a ver si les gusta XD, mmm a ves espero comentarios =P.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Solanch
Gryffindor
Gryffindor
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 103
Edad : 24
Localizazión : Republica Dominicana
Fecha de inscripción : 13/07/2007

MensajeTema: Re: Mago Da Vida   Vie Jul 20, 2007 8:11 pm

por lo k lei suena interesante, escribe el primer capitulo y ya podre opinar mejor delo ff Smile
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
shadow
Directora
Directora
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 485
Edad : 29
Localizazión : Monterrey,Nuevo León, México
Empleo u ocio : Ingeniero Administrador de Sistemas
Fecha de inscripción : 12/07/2007

MensajeTema: Re: Mago Da Vida   Dom Jul 22, 2007 7:02 am

Se oye bien, vamos el cap 1 !! Very Happy!

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aline
Gryffindor
Gryffindor


Femenino
Cantidad de envíos : 5
Edad : 25
Fecha de inscripción : 16/07/2007

MensajeTema: Re: Mago Da Vida   Lun Jul 23, 2007 8:11 pm

*Capitulo I: Estrella de oro*


La bruma cubría el paisaje, el sol apenas alumbraba la salida de aquel bosque envuelto en la oscuridad. Aquella joven de cabellos castaños y ojos azules se mantuvo quieta en medio de los árboles, sintió una suave brisa acariciar su rostro y con eso bastó, ella reaccionó de pronto y echó a correr hacia la salida.
Su frente empezó a quemarle con cada paso, el dolor se hizo insoportable, pero eso no le importaba, aunque sus ojos derramaran las lágrimas de la quemazón ella siguió corriendo hacia la salida, entonces, justo antes de lograrlo, un sujeto envuelto en una capa negra le bloqueó el paso, la chica se echó atrás, un sudor frío la recorrió y el dolor se hizo aún mas intenso, sus rodillas le hicieron una mala jugada y cayó arrodillada. Agitada y ahogando los gritos de dolor en su garganta alzó su rostro hacia el encapuchado, sus ojos hinchados de tanto llorar se fijaron entonces en unos ojos amoratados que la miraban con odio...y siguió mirándolo hasta que se dio cuenta que la salida del bosque se cerraba tras él. Entonces todo empezó a dar vueltas, el dolor la carcomía, quería estallar...morir, hasta que...


-no te preocupes...-le susurró una voz ronca al oído.

Todo pasó de pronto, el dolor desapareció tan rápido como había aparecido.

-Harry...-susurró ella.

Despertó agitada y con las mejillas ligeramente sonrojadas, su respiración se acompasó al transcurso de algunos minutos y luego se levantó de la cama para ir a una mesita con espejo para poder mirarse y darse cuenta que, bajo unos mechones desordenados, brillaba una estrella de cinco picos color del oro.

-ya no es la primera vez-se dijo mientras tomaba un cepillo, que estaba junto a una cajita de musica para peinarse el cabello esperando que la marca desapareciera.

-¿¡Aline!?-gritó una mujer desde abajo-¿¡estas despierta!?-

-¡si, mamá!-respondió la aludida mientras sacaba ropas y un par de zapatos y se vestía.

-¡baja a desayunar!-gritó la madre desde la plata baja.

-¡ya voy!-exclamó abrochándose un cascabel al cuello y se miraba por ultima vez al espejo asegurándose de que la marca ya no estuviera.

Bajó las escaleras tranquilamente y entró en el comedor donde le esperaba una mujer adulta de cabello rubio ceniza y ojos azules como los de ella, en la mesa había un par de tazas de té y una gran torta de piña.

-¡feliz cumpleaños!-exclamó la mujer

-gracias, mamá-respondió ella con una sonrisa.

-vamos, siéntate-le indicó suavemente a su hija, quien obedeció.

La pequeña fiesta entre las dos ya era común en la familia Greenslive. En toda su vida, Aline, siempre había celebrado su cumpleaños tomando desayuno y comiendo torta. Su padre, nunca había venido a su cumpleaños por que él estaba muerto, cuando ella tenía 5 días de vida él perdió la vida en un combate contra el señor tenebroso.

-permiso, mamá-dijo ella alegremente mientras se levantaba de la mesa

-Aline, tu prima vendrá mañana a verte-comentó la madre-llegará de Francia muy pronto-

-como tu digas, mami-dijo antes de subir las escaleras.

Este día, para ella, no era de fiesta y felicidad, más bien era todo lo contrario, tanto deseaba tener un cumpleaños con su padre que, siempre después del desayuno, se tiraba en la cama y lloraba hasta cansarse. Ese día no fue diferente, la oji-azul se echó en su cama y, hundiendo el rostro en la almohada, comenzó a llorar hasta que se quedó dormida.

-no te preocupes...-susurraron a su oído.

-Harry...- susurró ella.

Despertó, con sus ojos aún hinchados y la marca brillando nuevamente en la frente. Ese sueño la atormentaba desde que volvió de Hogwarts el año pasado, del sueño solo reconocía a una persona, o al menos creía reconocerla, Harry Potter.

Tomó entonces una mochila y hecho en ella prendas, un libro de hechizos, su diario y la cajita de musica, tomó luego su varita de la mesita de noche para caminar luego a la puerta.

El sol comenzaba a bajar, ella estaba sentada en la orilla de la cama, miraba el suelo expectante...como esperando que algo fabuloso e inexplicable sucediera.

-Harry...-susurró la chica. Todos sus pensamientos giraban en torno al chico de anteojos redondos ¿que tenía que ver él en sus sueños?, ella no lo sabía, pero lo iba a averiguar.

Lentamente sacó de debajo de su cama un gran baúl, ella lo abrió y sacó de el una escoba, una saeta de fuego, y luego volvió a dejar el baúl bajo la cama y volvió a sentarse esperando a que cayera la noche para irse de su casa, no solo para buscar las respuestas a sus sueños, sino que también a cobrar venganza por la muerte de sus seres queridos.

Caída la noche, Aline, se acercó al balcón y montó su escoba, era hora de irse.

__________________

*Capitulo II: Que manera de comenzar*


Su agitada respiración y el cansancio de correr no eran nada comparado con el deseo de salir de ese bosque tan lúgubre. Estaba tan cerca, y entonces, justo a la salida, la vio arrodillada, con los ojos empapados en lágrimas y la frente brillando con gran intensidad, y justo delante de ella estaba un hombre cubierto hasta la cabeza por una capa, rápidamente, y por el dolo de la cicatriz, dedujo que era Lord Voldemort.

Empujado por el deseo de protegerla, Harry, se acercó y arrodilló detrás de la chica y por impulso le dijo...

-no te preocupes...-

Entonces escuchó que ella susurraba su nombre, ¿quien era?. Y entonces...

Despertó agitado y bañado en un sudor frío, otra vez ese sueño, lentamente su respiración se acompasó y su mano buscó a tientas sus anteojos sobre la mesita de noche.

-¿otra vez ese bendito sueño?-preguntó Ron adormilado.

-si, de nuevo- respondió el pelinegro

-ya no es la primera vez- comentó el pelirrojo mientras se levantaba de una improvisada cama hecha de un colchón, una almohada, y algunas sábanas-¿que hora es?-

Harry solo miró el reloj sobre la mesita de noche, éste indicaba las 07:00 AM.

-las siete de la mañana- respondió entonces, mientras se echaba en la cama.

-¿que?-preguntó mientras buscaba el reloj.

-¿Hermione estará despierta?-

-no lo creo, Harry- Ron se acurrucó en su cama nuevamente- vuelve a dormir-

-mmm...-fue lo que le respondió.

Harry cerró los ojos intentando atraer el sueño, pero nada pasaba, no estaba cansado, mas bien, estaba muy despierto.

Se escuchaba el tic-tac del reloj y los estridentes ronquidos del pelirrojo, Harry, con los brazos detrás de la cabeza, miraba expectante el techo de la habitación, en su mente rememoraba las imágenes de su sueño esperando encontrar una explicación a el, sin embargo, no lograba encontrar esa solución.

Tic-Tac...

El reloj seguía avanzando, prontamente anunció las 08:00 AM

Harry bajó de la cama y caminó hasta la ventana para abrirla y dejar entrar a su lechuza que, seguramente, ya habría terminado de cazar y entraría por la ventana a tomar una pequeña siesta diurna.
Cuando se alejó de ésta pudo escuchar un grito de mujer, una ráfaga de viento y un golpe estruendoso contra una de las paredes de la habitación.

-¿¡que demonios...!?-gritó Ron exaltado.

La puerta de la habitación se abrió de golpe y Hermione entró corriendo envuelta en una bata, detrás de ella venían los Dursley con la cara blanca por tamaño estruendo.

-¿se encuentran bien?-preguntó Hermione-¿que sucedió?-

-yo...-musitó el chico de anteojos aún sin entender ni una pizca de lo que pasaba.

-¡agh...!-se quejó la persona, estaba envuelta en una capa negra y su rostro cubierto por una capucha, en su mano derecha tenía una varita y en la otra una escoba.

-¡es un mortifago!-exclamó el pelirrojo.

Por instinto, Harry, tomó su varita y lanzó su hechizo...

-¡expelliarmus!-exclamó

-¡impedimenta!-gritó la persona tras la capa.

Harry cayó de espalda al otro lado de su cama mientras la varita del intruso yacía en el suelo.

-que manera de recibir a la gente-se quitó entonces la capucha.

Su cabello castaño y sus ojos azules se hicieron notar en la habitación, era una joven, y a juzgar por sus brazos, que no tenían ninguna marca, ella no era mortifago.

-lo siento, no era mi intención atacarlos-dijo la chica- fue instinto-

-¿¡como te atreves a entrar así a mi casa!?- gritó Tío Vernon sulfurado, con la cara roja y la barbilla, o lo que se podría decir barbilla, temblando con furia desenfrenada.

-lo siento, gordito- dijo la chica tranquilamente.

-¿¡a quien llamas "gordito"!?- exclamó.

-a ti, gordito-le dijo-¿a caso no te haz visto al espejo, panzón?-

-¡niña imprudente!- exclamó Tía Petunia

-¡mire señora, nadie me llama imprudente!-respondió, aunque de cierta manera la mujer tenía razón, había sido una imprudente, pero claro, tan orgullosa como era, no lo iba a admitir

-a...oye...-interrumpió el oji-verde

-¿que?-preguntó ella

-¿como...llegaste?-preguntó Ron, completamente embobado.

-me vine volando-respondió mientras del suelo recogía una saeta de fuego-me quedé dormida un rato y cuando desperté ya estaba sobre la casa y por eso me estrellé-dijo con una sonrisa pequeña y algo tímida-la verdad...nunca pensé que me estrellaría en la casa de Harry Potter-

-¿te dormiste sobre una escoba?-preguntó Hermione con incredulidad

-si, espero no haberlos asustado mucho-

-ya pasó, no te preocupes-Hermione solo sonrió algo divertida mientras decía esas palabras.

-de acuerdo-musitó la chica, y con un movimiento de su varita dejaba como nueva la habitación.

-¿tú no eres menor de edad?- preguntó Ron

-soy menor de edad, pero no creo que el ministerio de magia esté pendiente de esto en estos tiempos-

-supongo que tienes razón-respondieron los dos amigos

-hombres...como se les ocurre...-susurró Hermione-a ver, supongo que hablaremos de magia en general-su mirada se fijó en la familia detrás de la recién llegada

-Dudley, querido, vamos a desayunar-dijo Tía Petunia, estaba nerviosa y le temblaban las manos.

-mas vale que te hayas ido para cuando termine de desayunar-gruño furioso Tío Vernon antes de salir de la habitación dando fuertes pasos.

-ese gordito es un gruñón-

-tienes suerte de que no te haya estrangulado-comentó Harry.

-¿en serio?- preguntó la chica-soy Aline Greenslive, creo que no me había presentado-

-Hermione Granger y estos dos son Harry y Ron-

-no tenía por que presentarse, ya los conozco-sonrió-ustedes son el trío que mas polémica arma en la casa, todos los conocen-comentó-además Ginny me ha hablado mucho sobre ustedes-

-OH, valla...-susurró Ron-¿en serio, de donde la conoces?-

-soy su amiga, cursamos el mismo año-respondió con rapidez

-Ginny tiene muchas amigas...pero mas amigos...-susurró esto ultimo para sí.

-pero bueno...yo vine...-dijo nerviosa-...vine a pedirte ayuda, Harry-

-¿pedirme ayuda?-

-¡necesito que me ayudes a encontrar a Voldemort, por favor!-suplicó.

-¿¡estas loca!?-

-estoy en todos mis cabales-respondió con seriedad-necesito encontrarlo...para cobrarle lo que le hizo a mi padre-

-¡aunque tengas motivo, es muy peligroso!-exclamó Hermione

-lo mismo podría decir de ustedes, siempre se meten en problemas-acotó-yo necesito ir, siento que debo ir...-

-entiende...-comentó Ron

-lo sé, pero necesito encontrar respuestas-

-las cosas no son tan fáciles-tomó la voz el de anteojos y ojos verdes, Harry

-Harry, yo he soñado contigo-dijo temerosa y completamente roja, su única opción era contarles aquel sueño, quizás así podrían entenderle- lo he tenido desde que regresé de Hogwarts-dijo mientras sus ojos se perdían en los de Harry.

-¿que sucede con ese sueño?-peguntó Hermione, preocupada.

-ese sueño es diferente a todos los que he tenido antes...-susurró-en él...corro por un bosque cubierto de bruma, tenebroso...-

Esa simple frase atrajo todos los sentidos de "El Elegido", aquellos sueños que tenía también se ambientaban en un bosque envuelto en brumas. Miró a sus amigos con preocupación ¿y si era el mismo sueño?, se preguntaba y luego volteó a verla, ella estaba seria, imponente en medio de la habitación, con los brazos cruzados sobre su pecho, parecía como si estuviera dispuesta a sacrificarse por algo que ni siquiera entendía.

-...cuando estoy a punto de salir un encapuchado me cierra el paso, caigo al suelo de rodillas, estoy llorando y los veo fijamente, de él solo distingo sus ojos amoratados, llenos de odio y repulsión-un escalofrío recorrió su cuerpo-...la cabeza me dolía, alguien me tiene por detrás, consolándome y yo...-entonces desvió la mirada y su rostro volvió a matizarse de un leve color rojo-...yo digo tu nombre Harry-

-el mismo sueño...-susurró Ron

-solo que contado de puntos de vista distintos-cerró Hermione

Harry se sentó en el borde de la cama, con los ojos cerrados, trataba de arrepentirse de la decisión que estaba tomando, pero simplemente no podía.
Abrió los ojos y se fijó en la chica que seguía inmóvil en medio de la habitación.

Lanzó un suspiro y luego se levantó...

-esta bien, puedes venir con nosotros-

-¿¡que!?- exclamaron Hermione y Ron.

-¿en serio?-

-si, pero con la condición...-Harry se dio cuenta de un extraño y jovial destello que se apagaba en los ojos de la chica-...de que acates las reglas que Hermione te imponga-

-esta bien-dijo de mala gana-pero con la condición de que no me traten como una niñita de 10, ¿de acuerdo?-

-de acuerdo-respondió-ahora lo que será difícil es convencer a Tío Vernon de que te quedes hasta mañana-

-¿por que hasta mañana?-preguntó temerosa

-mañana vamos a casa de Ron-respondió Hermione

La niña simplemente asintió y buscando su mochila pidió el baño para cambiarse de ropa, después de todo no pensaba quedarse con la ropa de ayer.

-¿Harry, estas seguro?-preguntó Hermione cuando la chica salió.

-ella tiene algo que ver con mis sueños y lo quiero averiguar-fue lo único que respondió.

Aquel día en que se convirtió en parte del grupo de "El Elegido" nunca podría ser olvidado, Aline pudo pasar la noche con el grupo después de que el trío entrara en una gran discusión con el rechoncho tío de Harry que terminó con unos cuantos platos volando.

A la mañana siguiente, el ahora cuarteto, se acercó a la chimenea, habilitada gracias al padre de Ron, para lanzar los polvos flú...era hora de ir a La Madriguera.

______________________

Gracias por pasarse jajajaja, la verdad que esto d elos fics es algo nuevo, pero bueno ojalá lo hayan disfrutado

Prox. cap:

Capitulo III: La boda
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
shadow
Directora
Directora
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 485
Edad : 29
Localizazión : Monterrey,Nuevo León, México
Empleo u ocio : Ingeniero Administrador de Sistemas
Fecha de inscripción : 12/07/2007

MensajeTema: Re: Mago Da Vida   Jue Ago 09, 2007 9:43 pm

Hooolaaaa, esta interesante ^^!.. esperare el sig cap ^^!

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Solanch
Gryffindor
Gryffindor
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 103
Edad : 24
Localizazión : Republica Dominicana
Fecha de inscripción : 13/07/2007

MensajeTema: Re: Mago Da Vida   Jue Ago 09, 2007 9:48 pm

Me gusta mucho continua
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aline
Gryffindor
Gryffindor


Femenino
Cantidad de envíos : 5
Edad : 25
Fecha de inscripción : 16/07/2007

MensajeTema: Re: Mago Da Vida   Dom Sep 23, 2007 6:33 pm

*Capitulo III: La Boda*

-Harry, querido, despierta-escuchaba a lo lejos la voz de una mujer-Harry, el desayuno está listo-

El chico abrió los ojos lentamente...todo estaba borroso, buscó a tientas sus anteojos, pero no los encontró, segundos después sintió que alguien ponía algo sobre su rostro, al instante supo quien era...eso era obvio, ya que ahora veía en perfectas condiciones.

-gracias-agradeció el pelinegro al ver a la dulce y rechoncha madre de Ron junto a la cama.

-de nada, querido-le respondió-el desayuno está listo, no tardes...ya todos están abajo-dando media vuelta buscó la ropa sobre una silla y la puso sobre la cama. Salió luego para darle privacidad al muchacho.

Minutos después Harry estaba sentado a la mesa devorando, así es el termino justo para decir lo hambriento que estaba aunque no sabía el por que, quizás era la simple emoción de ver una boda...quizás, tan solo quizás, una tostada.

-¿donde está Aline?-preguntó de repente, extrañado de que la chica no estuviese allí.

-guecibio una cagta hace un ggrato-contestó Fleur mientras preparaba un pan con mortadela para Bill-se puso muy tgiste cuando la aguio-comentó

-ella está afuera Harry-respondió Ginny con una dulce sonrisa que provocó que en su estomago, por así decirlo, revolotearan mariposas.

-ha estado...allá afuera...des...de...hace media ho...ra-la mayoría de la boca de Ron, en esos momentos, estaba siendo ocupada por un panecillo.

-¡Ronald, no hables con la boca llena!- exclamó enojada la sra. Weasley-Harry, querido ¿podrías ir a buscarla?...es que no ha terminado de desayunar-

-ham...-musitó antes de dejar su taza sobre la mesa-ya regreso...-respondió él sin antes pedir el permiso para levantarse...reglas de cortesía, no lo podía evitar.

Sentada sobre una pila de neumáticos en medio del jardín estaba ella, amarraba con cuidado un trozo de pergamino a la pata de una lechuza café con pecho blanco, sus ojos parecían llorosos e hinchados.

Lentamente la chica se levantó y dijo...

-después de que se la entregues no esperes que ella te conteste, vete al instante, regresa ha aquí-le susurró-¿entendido?-el ave ululó jovial antes de echarse a volar- ¡no lo olvides, Eiden!-gritó como prevención.

-Aline-llamó Harry, la chica volteó de inmediato-la sra. Weasley pidió que te viniera a buscar...tienes que terminar de desayunar-le dijo con suma tranquilidad.

-si, si ya voy-respondió escuetamente antes de caminar hasta donde estaba él.

Harry la miró de reojo por unos instantes, tenías las mejillas mojados...rastros de lágrimas.

-¿estuviste llorando?-

-¿eh?-reaccionó ella-¡claro que no!-

-¿estás segura?-

-¡que si, Harry!-exclamó algo molesta cuando abrieron la puerta para entrar a la casa.

Al sentarse ella aún tenía el ceño fruncido, molesta, tomó uno de los panecillo que estaba sobre un plato y lo mordió arrancando una gran parte de el.

-¿paso algo, querida?-pregunta la sra. Weasley, extrañada por la situación.

-no, no paso nada-dijo ya mas calmada

-bueno...-susurró ella-repartamos los papeles entonces- los allí presentes voltearon a ver a la sra. de la casa-Ron, Harry y los gemelos, que llegarán en cualquier momento, arreglarán el jardín para la ceremonia...Hermione, Aline, Ginny y yo nos encargaremos de hacer el banquete y ayudarte Fleur-dijo-Charlie y Arthur llegarán un poco mas tarde-

-¿eso quiere decir que no nos ayudarán?-preguntó Ron molesto.

-tu padre está ocupado en el ministerio y tu hermano está encargándose de un dragón, así que llegarán unos minutos antes de la boda-explicó-¿Fleur, cuando llegará tu familia?-

-dijeron que llegaguían al mediodía-

Aline devoró su último pedazo de panecillo justo en el momento en que la madre de los pelirrojos decía:-recojamos la mesa y empecemos a trabajar-.

-¿Por qué siempre nos toca el trabajo más pesado?-preguntó Ron mientras trataba de mover con magia unas cuantas carcachas.

-al menos puedes usar magia-acotó el pelinegro-ni siquiera he cumplido los diecisiete-

-ya te dije que usaras magia…el ministerio no está para ponerse a retar a los niños que usan magia antes de tiempo-

-no juegues…ya sabes lo que pasó la última vez-le dijo mientras colocaba unas bancas.

Un aroma dulce cubrió el jardín de los Weasley llegando hasta ambos muchachos.

-que delicia…-comentó el pelirrojo saboreando el aroma dulce-¡vamos a ver que cocinan, Harry!-exclamó mientras se alejaba.

Harry lo siguió segundos después, atraído por el aroma.

-¿¡Ronald Weasley, no deberías estar arreglando el jardín!?-preguntó algo molesta la señora Weasley saliendo de la cocina-¿Harry, querido, tu también?-preguntó al ver acercarse al chico.

-¿Qué cocinan?-preguntó Ron de súbito.

-el pastel-respondió su madre.

-¿de que es?-

-¡sra. Weasley!-exclamaron dentro de la cocina y de repente salió Aline con algunos rastros de masa en la cara y algo cubierta de harina-¿tiene fresas?-

-si, cariño- le respondió-están guardadas en el recipiente con forma de sirena-

-gracias-

-Aline, dime ¿ya esta bien?-Salio Ginny preguntando con un recipiente sobre sus brazos lleno de chocolate.

-déjame ver-comentó empujando a la chica de vuelta a la cocina, desapareciendo junto con ella.

-Aline tiene una gran mano para la cocina-comentó la sra. Weasley-ya llevamos la mitad del banquete hecho-

-¿de que es el pastel?-volvió a preguntar Ron

-lo sabrás a su tiempo-le dijo y con pequeños empujones los devolvió al jardín para que terminaran sus tareas.

El jardín relucía de blancas bancas con flores a sus extremos, un altar hecho con cuidado adornado también con flores y listones. Una alfombra roja separaba las hileras de bancas y algunos pétalos de rosas cubrían parte del césped y la alfombra, era el lugar perfecto…el más tranquilo para realizar una boda sin temores.

-pensé que no terminaríamos-comentó Harry a los gemelos.

-es que sin nosotros…-

-…querido Harry…-

-…ustedes no podrían hacer nada-dijeron ambos.

-sueñen, par de tontos-refunfuñó Ron.

-cállate, Ro-Ro-dijo Fred.

-¡no me llames así!-gritó sulfurado.

-ya, tranquilízate zanahoria-comentó entre risas George, ¿Qué podían decir?, era divertido fastidiarlo.

-imbesiles-comentó por lo bajo y, mascullando, tomó de un brazo a Harry y entraron a la casa.

Aún se miraba al espejo, buscando algún defecto que la hiciera ver menos agraciada de lo que ya era.

-¿Cómo me veo?- preguntó Fleur por undécima vez, estaba vestida con su traje de novia hecho de seda blanca, su cabello largo estaba tomado de un hermoso moño de donde salía el velo de la novia.

-te vez perfecta-le respondió Aline nuevamente, aunque si perder el tono de fascinación en sus palabras.

-gacias…egues un amog-le dijo con dulzura.

-¡Ginny, Gabrielle!-exclamó la sra. Weasley-¿están listas?-preguntaba mientras desenvolvía algo entre sus manos, ellas no respondieron…no estaban listas-Fleur, querida, ven aquí- le dijo con cariño, la mitad veela obedeció.

Como último detalle, la sra. Weasley, colocó sobre la cabeza de la rubia una sutil tiara de oro y plata dándole a la novia un aspecto sublime.

-es hegmosa-comentó con voz quebrada.

-nunca pensé ver una novia tan de cerca-comentó Aline encantada, los ojos le brillaban con fuerza.

-Aline, querida aún no te cambias-comentó la madre de los pelirrojos notando por primera vez que la chica aún andaba con sus típicos jeans y su polera sin mangas.

-¿eh?-musitó-es que…pensaba no ir-su cara se encendió de vergüenza.

-pegro… ¿pog que?-

-no quiero inmiscuirme en sus cosas-respondió-no es que no quiera ir, es solo que pienso que no debería presentarme en una boda a la que no fui invitada-corrigió rápidamente-y además…-

-tonteguias-dijo la novia-es un placeg tenerte en mi boda…a si que no te pgeocupes-su rostro blanco se dirigió al armario y dijo:

-tengo muchos vestidos, escoge el que quiegas-anunció y abrió el armario.

La dulce melodía nupcial anunciaba la llegada de la novia. Fleur apareció con una gran sonrisa y un ramo de flores entre las manos, tras ella, ambas dama de honor, vestidas con un vestido azul cielo, tomaban la cola del vestido para que no se ensuciara.

-se ve bien-comentó Hermione.

-si…-fue lo único que dijo Ron, embobado por la figura de la veela.

La familia Weasley estaba tras ellos, mientras la familia De la Cour estaba en el lado opuesto, ambas miraban felices la futura unión.

Harry miraba de un lado a otro, faltaba alguien, hace bastante tiempo que no veía a la niña de dieciséis años, Aline, ¿Dónde se había metido?
Ginny y la pequeña hermana de Fleur se posicionaron en los puestos delante de ellos.

-¿sucede algo, Harry?-preguntó Hermione en un susurro.

El Padre comenzó a hablar:

<<-queridos hermanos, estamos aquí reunidos para…->>

-¿Dónde está Aline, la haz visto?-preguntó.

-está atrás, prefirió quedarse allí-le respondió la castaña.

-¿han venido libremente…?-

-¿estabas preocupado?-

-no, solo me pareció extraño no verla por ninguna parte-

Ginny giró un poco su cabeza hacia ambos amigos, ¿de que hablaban?.

-¿Bill Arthur Weasley aceptas…?-

-¿Por qué no vino adelante?-

-dice que no le gustó haberse colado o algo así-

-acepto-

-¿y tu Fleur…?-

-dejen de hablar tanto-susurró Ginny algo molesta, ambos la miraron. Harry sintió como si un cubito de hielo recorriera su espalda.

-perdón…-susurró Hermione y luego hizo ademán de silencio.

-acepto-

A harry le dio la impresión de que Ginny no estaba molesta por haber interrumpido la boda con murmullos sino, mas bien, por lo estaban hablando.

-entonces los declaro marido y mujer-

Entonces el lugar estalló en aplausos y gritos por parte de los gemelos. La sra. Weasley rompió a llorar de felicidad mientras se acurrucaba en los brazos de su marido.

Las familias se acercaron a felicitarlos, algunos tenían lágrimas en los ojos y otros solo sonreían y reían.

-felicidades-dijo el trío al unísono.

-gracias-respondió Bill, las cicatrices de la batalla contra los mortifagos hicieron recordar a Harry que pronto debían partir.

-felicitaciones- Aline se acercó algo tímida a la pareja vistiendo el vestido que tiempo atrás Fleur le había prestado.

-gacias, Aline-dijo mientras tomaba las manos de la chica-te quedó bien…-le susurró.

-Fleur, hay que partir el pastel-le susurró Bill al oído.

-si, queguido-dijo antes de dar media vuelta, pero sin antes hacer un además de despedida con su mano derecha.

-¿te prestó un vestido?-preguntó Ron.

-si, dijo que no había problema-comentó ella-hasta me hizo el dobladillo para que no me quedara tan largo-

-eso es raro en ella-comentó Hermione de mala gana.

-yo la encuentro simpática-Aline la miro extrañada.

-normalmente nos mira a todas de forma inferior-

-solo estas celosa-comentó Ron.

-que tontería-

-¿entonces por que te pones así?-

-¡eso no te incumbe, Ron!-

-¡pero si le incumbe a “Víktor”!-hizo énfasis de forma tintineante en el nombre del jugador estrella.

-¡no lo metas a él!-gritó ella-¡él no tiene nada que ver con esto!-

-¡admítelo, te sigues escribiendo con él!-

-¡eso no te incumbe, además solo somos amigos!-chilló Hermione.

-¿Por qué no te sentaste más adelante?-preguntó curioso, omitiendo la pelea de sus amigos.

-tonterías mías-dijo sencillamente-creo que Ginny te está esperando-dijo con una curiosa sonrisa.

-es cierto- susurró. Ginny lo miraba con tranquilidad, aunque parecía algo tensa, desde unos metros más allá.

-¿y entonces que estas hablando conmigo?-la pregunta hizo a Harry levantar una ceja-tonto, anda ya-ordenó y luego se alejo.

Harry se acercó a Ginny algo extrañado.

-¿de que conversaban?-le preguntó dulcemente.

-de por que se había aislado tanto-

-ah…ella es así-comentó-bueno no es tan así, pero a veces le gusta aislarse-

-es, bueno, algo rara-comentó el pelinegro-a veces alegre, pero…-

-a veces tan seria, lo sé-terminó la pelirroja-¿quieres comer pastel?-

-claro-dijo-¿de que es?-

-de crema con frutillas chocolateadas-

-suena delicioso-

Esa misma tarde y despidiéndose de todos Fleur y Bill partieron a su luna de miel, quizás era un época peligrosa, pero para tal acto no importa ni siquiera la guerra. Al menos disfrutarían de su felicidad antes de que empezaran las verdaderas batallas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mago Da Vida   

Volver arriba Ir abajo
 
Mago Da Vida
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Así inicia mi vida como Marine...
» [RPG Maker XP] Recuperar vida y magia al subir de nivel.
» (Fan Fic) Primeros comienzos de Alexander "El Mago"
» [Prólogo] Cambio de vida.
» El ridiculo de mi vida!!!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Colegio de magia y Hechizeria :: Extras :: ~ Fans-Fics ~-
Cambiar a: